Margherita von Brentano: un programa en su nombre

El premio lleva el nombre de la filósofa y primera vicerectora de la Freie Universität Berlin.

Margherita von Brentano combatió desde el comienzo de su carrera en los años 50 con agudas críticas los fenómenos altamente discriminatorios en contra de las mujeres en las universidades alemanas; los cuales impedían su ascenso a las jerarquías más altas de la universidad. En su escrito “Bachiller, Estudiante, Prejuicio: La mujer en la institución de educación superior” (1964), von Brentano constataba con cierta ironía su experiencia cotidiana: “hoy en día, nadie reconoce abierta o directamente que hay discriminación contra las mujeres estudiantes”, y advertía que “la discriminación velada e indirecta”, era “más peligrosa para los afectados y -ya que no se reconoce fácilmente- menos pueden combatirla”.

Llamó a las afirmaciones de sus colegas una “auténtica mina de prejuicios” pues eran formuladas como “juicios objetivos”. Ellos consideraban que las mujeres `por naturaleza´ no tenían: “intelectualidad e inteligencia, productividad espiritual, capacidad de abstracción, pensamiento lógico, una sólida condición física, confianza en si mismas, autoridad, capacidad para imponerse y una voz fuerte”. La respuesta de von Brentano a sus colegas en conferencias como “La situación de la mujer en la Universidad” (1963), consistía en hacer públicos sus precisos análisis sobre los mecanismos de discriminación en sus dimensiones veladas o manifiestas, los cuales hicieron historia:

“Mientras exista una relación de discriminación y de dominio de un grupo sobre otro, todas las acepciones que se hagan sobre la `naturaleza´ de los discriminados, son en verdad acepciones sobre la naturaleza de esa discriminación.”

Su recomendación a la estudiante de antaño era contundente:

“Tenga usted la autoconciencia suficiente para descubrir y definir por si misma sus intereses y su `naturaleza´. No permita la influencia de ideologías que no son otra cosa que el ocultamiento de privilegios de los cuales se le pretende excluir”.

Las propuestas de Brentano tenían dos frentes: fomentar la participación de mujeres en la ciencia hasta sus más altos niveles y reformar las estructuras y estatutos internos de la academia y de la administración universitaria reclamando principios de equidad, considerando ésto como parte intrínseca y vital del sentido de la democracia.

“Nos alegra mucho que además de la brillante trayectoria académica de von Brentano podamos constatar que hay semejanzas del proyecto MISEAL con las metas que ella perseguía, tanto en su trabajo académico como en relación a las reformas de la administración universitaria y de la política de la ciencia”, dijo la coordinadora Martha Zapata en nombre de la sede del Proyecto en Berlín. Así mismo afirma Zapata que, “los análisis de von Brentano sobre los fundamentos y mecanismos que hacen de la discriminación una regla cotidiana en las instituciones de educación superior, son altamente actuales para las universidades latinoamericanas”. Finalmente, las recomendaciones de von Brentano en la lucha por la equidad y por la reforma universitaria son consignas indispensables para el proyecto MISEAL: “tenacidad para conseguir las propuestas de equidad”, “valentía para luchar contra frentes cerrados”, “capacidad para confrontar lo que es público, pero que no se quiere aceptar” y “fantasía para trascender utópicamente un estado de cosas dado.” 

Margherita von Bretano www.fu-berlin.de

Margherita von Brentano

Fuente: www.fu-berlin.de/sites/frauenbeauftragte/

Ver las fotografías del evento

Información adicional